Archivo

Archive for the ‘HOTELES’ Category

PREMIO A LOS MEJORES HOTELES DEL CONTINENTE

El próximo lunes por la noche entregamos en el Park Hyatt Paris Vendôme, en pleno corazón de la Ciudad del Sena, una quincena de premios. A los mejores hoteles de Europa y divididos en varias categorías. Espero llegar, porque con las dichosas huelgas galas por la reforma de Sarkozy, me estoy empezando a asustar…

Los Villégiature, que es como se llaman, fue una idea del bueno de Rémy Le Liepvre, un parisino de aire despistado pero con gusto y sobre todo ganas de compartirlo. Nacieron hace ya siete años y aun siendo jóvenes, ya se han hecho un hueco entre los galardones del mundo de la hostelería con brillo.

Si quieren saber más al respecto, les invito a visitar la web oficial. A partir del martes figurarán en ella los galardonados, así como fotografías de la entrega de premios.

No dejen de visitar mi blog de Vogue.es, Agenda secreta, pulsando aquí.

Anuncios
Categorías:HOTELES Etiquetas: , ,

EN EL BISTROT CHIC DEL NO MENOS CHIC HOTEL LE BRISTOL

Mélanie Hubert, la dinámica –y dicho sea de paso simpática– responsable de prensa del Hotel Le Bristol de París, me invita a conocer el nuevo bistrot (restaurante más accesible y décontracté). Se llama 114, Faubourg, por el número en el que se halla del Faubourg Saint-Honoré parisiense.

Almorzamos en la planta baja, al lado de las cocinas que dirige el chef Éric Desbordes. Aquí, se encuentra también la bodega, acristalada y con tenue luz, que el visitante puede divisar mientras degusta la carta o el menú (49 euros). Por la hora que es no vemos ningún político –recordemos que el hotel está muy cerca del Elíseo y suele ser común ver a algún que otro político francés conocido–.

Me gusta la decoración, muy japonizante, obra de Guendalina Litta, aunque más lo que nos ha preparado Desbordes. Mientras Mademoiselle Hubert se decanta por el fish & cheaps en la versión más sofisticada que jamás vi, quien esto suscribe cae rendido ante la dorada. Suave, exquisita…, regada de un blanco de Borgoña. De postre, no hay que perderse el milhojas, que no le hace sombra, en absoluto, al del Café de la Paix. Espectacular.

DESDE COURCHEVEL / SALIN, UN CHEF A TENER EN CUENTA

  

Poco antes de la cena, nos sentamos a charlar un rato con el chef Christian Salin. Borgoñés, 39 años, dirigiendo la brigada del restaurante del Manali.

“Con 15 años me empecé a interesar por la pastelería; luego, mi rumbo se encaminó a los fogones, donde hago lo que me gusta”. Sí, con creatividad, una cocina basada en productos locales, junto a otros llegados del gigantesco mercado de Rungis -”los que no puedo encontrar por esta zona”, dice-.

Propuestas exquisitas, como el foie-gras con manzana y una finísima capa de ruibarbo, que adora la periodista rusa Tatiana Pinskaya. “Es algo que va a quedar en mi memoria”, le comenta al chef.

Salin coquetea de cuando en cuando con la cocina molecular, aunque “no tengo interés en dedicarme por entero a ella”. Lo suyo es cocina entre clásica y moderna, entre tradicional e inventiva. Lo dicho, a tener en cuenta.

Categorías:GASTRONOMÍA, HOTELES Etiquetas: , ,

DESDE COURCHEVEL / LOS EXCESOS ESTÁN EN LA CIMA

Sí, no lo niego, Courchevel se asocia con el nuevo riquismo, con los rusos que quieren ver y sobre todo dejarse ver. Ahora, con la actual coyuntura económica, parece que la provocación de posesiones brilla por su ausencia. Un alivio, para los que amamos la calidad y el lujo discreto.

Lo que permite esta localidad, es hallar piezas raras, únicas, como la maleta en cocodrilo azul de Hermès, para caviar, con cristalería de Saint-Louis y cubiertos de Puiforcat, que nos muestra Bérangère Boyer, directora de la boutique Hermès de Courchevel, mientras descubrimos en el mismo lugar un Birkin en cocodrilo berenjena con el cierre en brillantes… a casi ciento cincuenta mil euros! Ambos piezas únicas, claro.

Tatiana me lleva más tarde a una galería, la de Daniel Besseiche, donde un cuadro que tienen expuesto, Les Régates (1957), de Bernard Buffet, dobla la mencionada cantidad: trescientos cincuenta mil! Muy cerca de allí, en Bartoux, descubro las esculturas del artista contemporáneo Bruno Catalano, en las que una de las partes parece desafiar la gravedad. El precio, bastante más inferior, a partir de nueve mil quinientos euros…

No hay nada como volver a Manali y disfrutar de su terraza; almorzar en ella, sobre porcelana de Raynaud y cubiertos Ercuis. Las propuestas culinarias de Christian Salin, el chef, de lo más suculentas. Y lo mejor de todo, a precios justos.

P.S.: Un acierto que la piscina del hotel esté reservada únicamente a los clientes.

DESDE COURCHEVEL / MANALI, EL HOTEL GALO MÁS INDIO

Llego a esta famosa estación de esquí a mediodía, acompañado de Marie Segal, Marie de Vienne, de Homme de Luxe, y mi adorada Tatiana Pinskaya, de Elle Ucrania. ¿Motivo? Descubrir un hotel abierto hace escasamente un año, el Manali, un cuatro estrellas de lujo.

Yves Mathieu, su director, nos recibe en torno a un almuerzo en su apetecible terraza, a pie de pistas. Estamos en Courchevel 1650. No en la cima, pero sí bien altos.

La belleza del paisaje deja a cualquier mortal con la boca abierta, como muchas de las habitaciones del Manali, de inspiración india, pero también con propuestas de estilo suizo, canadiense… Me llama poderosamente la atención el mármol de Rajastán con el que están decoradas algunas bañeras; así como las cortinas y mantas, fruto del trabajo de artesanos de esta región francesa. Perfecto para venir en pareja, con amigos, en familia… o para los que amamos el yoga!

El hotel dispone de una guardería, con personal cualificado, así como SPA, piscina… Vamos, que si el esquí no es su fuerte, no hay lugar para el aburrimiento…


Categorías:HOTELES Etiquetas: , ,

DESDE ROMA / FIN DE SEMANA DE CINCO ESTRELLAS

Mi amigo Gabriel Magnesio me envía por mail desde Berlín un artículo que publicó, poco antes de despegar hacia Roma, esa ciudad que “desde arriba, es íntima y silenciosa. Las luces del ocaso tienen las variantes del rosa, desde el rojo al pastel, que se conjugan con la luz que irradian las piedras milenarias”, escribe el bohemio y errante poeta Gabriel.

Hace escasas horas que puse los pies en la ciudad de Rómulo, con una misión, visitar dos de sus grandes hoteles, el Regina Baglioni y el Eden. El primero, porque ha sufrido una importante renovación que ha hecho que permaneciera cerrado varios meses, y el segundo, porque es a buen seguro el establecimiento que más premios Villégiature consiguió.

Además, la capital italiana es perfecta para caminar, ver las exposiciones sobre Caravaggio y Hopper, que han comenzado; almorzar o cenar en Nino, junto a la piazza di Spagna, en buena compañía, como por ejemplo quien esto suscribe, que disfrutará de las delicias culinarias de ese conocido restaurante en compañía de la restauradora de arte Sara Ortego Boldo, que colabora desde hace bien poco en el Archivo Secreto del Vaticano. Una madrileña en el país más diminuto del planeta.

El lunes me espera Milán, y una cita con quien cumple nada más y nada menos que 150 años, la firma Frette.

Disfruten también ustedes del fin de semana.

Arrivederci!

SENTIRSE EN HONOLULU, ESTANDO EN EL CORAZÓN DE SUIZA

   

Las apariencias engañan. Y en este caso también. Lo que ven en estas dos fotografías no es una suite de uno de los exclusivos hoteles de la isla americana de Hawai, sino la de un establecimiento, el Misani, muy cerquita de St. Moritz, justo en el pueblo anterior cuando se llega en tren desde Coira, en Celerina.

Pequeño, de precio correcto, amabilidad desmedida y rodeado de esas maravilllosas montañas, tuve la suerte de conocer este boutique hotel suizo hace tres veranos y, desde entonces, figura entre mis favoritos.

A quien crea que todo el establecimiento es hawaiano, nada de eso. Cada habitación gira en torno a un tema, gracias al talento del artista local Marco Zuffellato. Si tienen ocasión, visítenlo. Ya verán cómo no defrauda.

Categorías:HOTELES